¿Y las humanidades para qué?

##plugins.themes.bootstrap3.article.main##

Alvaro Pineda Botero

Palabras clave

Resumen

¿Homo sum, humani nil a me alienum puto (Terencio, siglo II A.C.) Ante la pregunta que nos sirve de título para estas reflexiones y que se escucha en nuestro medio con tanta frecuencia, uno está tentado a responder con otra: ¿qué sentido tiene para usted la vida?

La verdad - y en nuestra época quedan pocas - es que las Humanidades no pueden responder con plenitud a la pregunta por el sentido de la vida. Pero el humanista es, quizás, el único que tiene el valor de planteársela. Es fácil ignorar este tipo de problemas, porque tenemos la tendencia a refugiarnos en rutinas bien establecidas: la del empleado, el estudiante, el padre o madre de familia, el empresario, el  deportista, el rumbero, el piadoso. En vez de atormentarnos con inquietudes complejas que tal vez nunca podremos resolver, pasamos nuestras vidas atesorando, disfrutando, viendo crecer los hijos, cuidando la salud o confiando en Dios. Al olvidar o dejar de lado la pregunta por el sentido de la vida dejamos también de preocuparnos por comprender la muerte, el amor, la belleza, la tristeza o la naturaleza del goce.

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.
Abstract 183 | PDF Downloads 144