##plugins.themes.bootstrap3.article.main##

Luis Greco

Resumen

Se entiende que el dolo es, ab initio, conocimiento, porque solo el conocimiento genera dominio y solo éste proporciona razones para fundamentar el tratamiento dispensado a los casos de actuación dolosa. En consecuencia, en la ceguera ante los hechos, no hay lugar para hablar de dolo, puesto que no existe dominio. A su vez, el dolo es exclusivamente conocimiento y no voluntad, ya que ésta en nada altera el dominio. Además no se vislumbra hasta la presente fecha ningún fundamento convincente para exigir voluntad en el concepto de dolo

##plugins.generic.usageStats.downloads##

##plugins.generic.usageStats.noStats##

Resumen

Se entiende que el dolo es, ab initio, conocimiento, porque solo el conocimiento genera dominio y solo éste proporciona razones para fundamentar el tratamiento dispensado a los casos de actuación dolosa. En consecuencia, en la ceguera ante los hechos, no hay lugar para hablar de dolo, puesto que no existe dominio. A su vez, el dolo es exclusivamente conocimiento y no voluntad, ya que ésta en nada altera el dominio. Además no se vislumbra hasta la presente fecha ningún fundamento convincente para exigir voluntad en el concepto de dolo

##plugins.themes.bootstrap3.article.details##

Palabras clave
Responsabilidad penal. Dolo. Dolo eventual. Voluntad
##submission.howToCite##
Sección
Estudios