Los revisores tienen la responsabilidad de comunicar si existe conflicto de intereses respecto a un manuscrito cuando estos pueden afectar su capacidad para revisarlo con objetividad. Los Editores de Ricercare piden a los revisores una declaración acerca de los conflictos de intereses que pudieran tener en la revisión de los trabajos asignados. Los Editores entienden que esta declaración, de presentarse, debe proporcionar información sobre (por ejemplo, la propiedad de la patente, propiedad de acciones, consultorías, honorarios por conferencias), los intereses financieros personales, políticos, intelectuales o religiosos relacionados con el área de investigación o discusión.